Las ballenas jorobadas dejan de comer solas y empiezan a hacerlo en grandes grupos

Durante años los científicos pensaban que las ballenas jorobadas eran una de las especie más solitarias del planeta. Pero ahora, han observado que estos animales se reúnen en grandes grupos para alimentarse. Las ballenas jorobadas, al igual que los humanos, disfrutan comiendo rodeadas de sus iguales. Un estudio publicado en la revista científica Plos One relata el descubrimiento de grandes grupos de este tipo de ballenas en las aguas del hemisferio sur, y explica que las ballenas jorobadas tienen un «nuevo e intenso» modo de alimentación que nunca antes se había visto y que, los investigadores, definen como frenético.
El equipo científico, liderado por Ken Findlay del Cape Peninsula University of Technology de Sudáfrica, realizó tres expediciones a los mares del hemisferio sur en los que observaron diferentes grupos que iban de las 20 a las 200 ballenas.



Normalmente, estas ballenas comen como si estuvieran perdiendo la cabeza durante los veranos del hemisferio sur antes de migrar en masa hacia el norte para dar a luz a sus bebés. En este caso, sin embargo, los supergrupos de ballenas se alimentaban más al norte que nunca antes, tal vez vinculados a la mayor abundancia de platon en esa zona – que a su vez puede estar vinculado a los océanos cada vez más cálidos del planeta.

Hace unos 100 años, ver a muchas ballenas jorobadas en la costa de Sudáfrica no habría sido una visión inusual. Sin embargo, la práctica de la caza de ballenas redujo su número en alrededor de 90 por ciento, y los avistamientos de ellos fuera de este litoral en particular se convirtió en algo de una rareza.

Ellos no necesariamente se agruparon en estas formaciones  de ballenas hace un siglo, pero hay una posibilidad de que ellos podrían haber hecho – tal vez, gracias a la aniquilación de su población, no lo hemos visto por nosotros mismos.

De cualquier manera, parece que están regresando a las costas de Sudáfrica. Este hecho por sí solo no sugiere que su número se ha recuperado a los días anteriores a la caza de ballenas, aunque hay algunas pruebas de que su población está de hecho creciendo una vez más.

Así que ahora que sabemos qué buscar, esperamos que más de estas raves sean documentadas con el paso del tiempo. 

 

Fuente: http://www.iflscience.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.