8 picaduras de bichos comunes y cómo identificar a los culpables. ¡COMPARTE!

Sé que los bichos son buenos para el jardín el medio ambiente y todo eso, está bien para mí. No me importa lo que hagan los insectos siempre y cuando no implique “comerme”.

Por desgracia parece ser que es uno de sus pasatiempos favoritos. Como resultado a menudo pasamos los meses más cálidos tratando de averiguar lo que, exactamente, me mordió, y si tenemos que estar preocupados por ello.

Así que aquí os dejo mi guía, creada desde la experiencia. ¡Puede que os haga felices y libres de picaduras todo el verano!

1. Las hormigas de fuego.

Las hormigas rojas u hormigas de fuego tienen una picadura bastante molesta, ya que vienen acompañadas de un dolor intenso.

Sabrás que se trata de una picadura de esta hormiga por su caracterísica erupción roja dolorosa con picazon, situadas normalmente en las piernas o trasero.

Demasiados picaduras pueden originar una reacción alérgica, así que ten cuidado con la urticaria y dificultad para respirar.

2. Araña viuda negra.

La viuda negra es una de las arañas más populares, aunque no son necesariamente tan peligrosas como su reputación sugiere.

Dejan una mordedura de dos pequeñas heridas punzantes. Las toxinas pueden causar dolor muscular e hinchazón.

La acción médica definitivamente debe tomarse, pero que no cunda el pánico, este tipo de mordedura casi nunca es mortal y rara vez causa daño permanente.

La mayoría de las personas se recuperan en 24 horas.

3. Garrapata.

Las garrapatas son los chupopteros de sangre excepcionalmente repulsivos que se ocultan entre la hierba alta o en los animales.

Su picadura en sí no producee muchos síntomas, pero estos parásitos son, a menudo, conductores de enfermedades.

Si ha tenido una mordedura de garrapata, asegúrate de quitar la cabeza y la boca de la garrapata completamente y limpiar el área. A continuación, controlar tu piel de las erupciones y signos de infección.

Si notas una erupción cutánea distintiva, acude directamente a tu médico.

4. Pulgas.

Las pulgas son más molestas que cualquier otra cosa.

Son demasiado pequeños para verlos a simple vista.

Dejan pequeños racimos de picazón donde muerden, a menudo en los tobillos y los pies debido a su proximidad al suelo.

Las picaduras de pulgas más arriba pueden ser un signo de infestación. Las picaduras de pulgas, como las picaduras de garrapatas, no son peligrosas en sí mismas, pero pueden transmitir enfermedades.

Tenga cuidado con los signos de infección o fiebre.

5. Abeja.

Escuchar el zumbido de una abeja puede ser francamente aterrador, pero normalmente no hay mucho que temer.

Sólo mantén la calma, y la mayoría de las abejas te dejarán en paz; si te pican ellas se morirán por lo que sólo lo hacen como último recurso.

Las avispas y avispones son más agresivas, pero si no se les molesta por lo general, no están interesados.

Si te han picado, espera una gran dolorosa roncha en el sitio afectado. Hay que estar atento ante los síntomas de alergia como puede ser urticaria y dificultad para respirar.

6. Mosquito.

Los mosquitos son algunos de los insectos mordedores más comunes y más irritantes alrededor.

Casi todo el mundo obtiene su parte justa de picaduras de mosquitos en el verano. Pican con ferocidad, a menudo en piernas y brazos.

A pesar de que son una molestia común y no alarma a la mayoría de nosotros, haz lo que puedas para mantenerlos a raya con spray, velas y mosquiteras, ya que portan enfermedades como el Nilo Occidental, Zika, y la Malaria, entre otros.

7. Chinches.

Las chinches, el invasor casero más temido, por lo general hacen su presencia en aglomeraciones o líneas de vellones rojos que aparecen primero en los brazos y los hombros.

Estas mordeduras pican ferozmente, y puede no aparecer hasta una semana despues de que te hayan picado.

Aunque tener chinches puede ser traumático y angustiante, rara vez causan emergencias médicas. No propagan enfermedades, y sólo se infectan a través del rascado excesivo.

Lo mejor que se puede hacer es poner loción de calamina en las picaduras y llamar a un profesional para cuidar de las plagas de una vez por todas.

8. Araña reclusa marrón.

Una mordedura de una araña reclusa marrón puede ser una emergencia médica seria.

Estas picaduras son bastante raras, ya que este tipo de araña no es agresiva y, como se menciona en el nombre prefiere espacios aislados con pudrición seca y polvo.

Áticos, antiguos establos, cobertizos en desuso, etc. Las mordeduras a menudo no son dolorosas, pero si detecta manchas marrón-púrpura alrededor del sitio, vaya a emergencias inmediatamente.

Éstas son lesiones necróticas, y deben ser tomadas en serio y tratadas inmediatamente.

Si toda esta información te hace querer abastecerte de moquiteras e insecticidas este verano, asegúrate de COMPARTIR esta guía indispensable con tus amigos y familiares.

Fuente: www.littlethings.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *