La privación del sueño hace que el cerebro vaya a sobre marcha y se “coma a sí mismo”.

Las infinitas preguntas para los secretos de dormir nos ha llevado a un punto en donde el cerebro explora su propio yo. Ahora, un nuevo estudio sugiere que la privación crónica del sueño puede hacer que el cerebro se coma a sí mismo, ya que las células que digieren los desechos celulares entran en sobremarcha.

Por lo que sabemos, dormir es crucial para un correcto funcionamiento del cerebro. Mientras dormimos, se eliminan los subproductos tóxicos del día. Un poco de “limpieza neuronal” para hacer que las cosas trabajen en orden.

Parte de este duro equipo de trabajo son las células microgliales, cuyo trabajo es ingerir productos de desecho del sistema nervioso, devorando los restos celulares de las células gastadas y muertas. Otros de los que trabajan en el equipo son los astrocitos, los multitareas del cerebro, realizando una serie de funciones y deberes.

Para el estudio, publicado en “The Journal of Neuroscience”, el equipo esperimentó con 4 grupos de ratones: el primero podía dormir el tiempo que quisieran, el segundo eran despertados periodicamente, el tercero se mantenían despiertos un extra de 8 horas y el cuarto fueron privados del sueños durante 5 días seguidos.

En los ratones que descansaron bien, los astrocitos estaban activos en el 6% de las sinapsis, mientras que el grupo de las 8 horas presentó un 8% de astrocitos activos y el grupo de los 5 días un 13’5%. esencialmente el sistema entra en sobremarcha en cerebros privados del sueño.

“Hemos mostrado por primera vez que las porciones de sinapsis están literalmente siendo devoradas por los astrocitos a causa de la pérdida de sueño”. Dijo el neurcocientífico, Michele Bellesi de la universidad Marche Polytechnic en Italia. De cualquier manera el equipo no ha especificado si esta actividad es perjudicial o útil durante la pérdida de sueño grave.

El descubrimiento que era más intrigante y preocupante era la actividad de las células microgliales. Estaban más activas pero sólo durante la pérdida del sueño grave – una activación sostenida, previamente vinculada al alzheimer y a otras formas de neurodegeración.

Como los autores escribieron: “ la pérdida del sueño grave activa las células microgliales y promueve su actividad fagocítica (digestión de residuos), aparentemente sin signos de neuroinflamación, sugiriendo que una interrupción prolongada del sueño puede provocar microglia y tal vez predisponer al cerebro a otras formas de insulto”.

El órgano más complejo de todos , el cerebro, está constantemente creando, fortaleciendo reconstruciendo un intrincado laberinto de pasajes en nuestro cerebro. Es un proyecto sin fin dónde algunas estructuras biológicas se construyen y otras se rompen. Más trabajo ayudará a aclarar si esta actividad de astrocitos y de activación de microglia protege u obstaculiza el cerebro en timpos de angustia. Pero, sólo por si acaso, ¡Duerme más!

 

Fuente: www.iflscience.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *