Demostrado científicamente: las personas que aman la playa, son más felices. ¡Descubre por qué AQUÍ!

Cada persona tiene un gusto diferente en cuanto a paisajes se refiere, a algunos les gusta el campo o las montañas, y a otros el mar.

Ver el mar, sentir su aroma, tener la playa bordeando el lugar en el que vives es verdaderamente un privilegio, hay estudios demuestran los beneficios de crecer y vivir junto al ma, en especial para tu salud emocional, ya que estar cerca de un ambiente natural te hará sentir mejor que estar rodeada de edificios y carreteras.

Las personas, de alguna manera, estamos programadas para reaccionar positivamente ante ambientes despejados y que nos conecten con la naturaleza. Las playas, balnearios, islas paradisiacas, etc. en definitiva ver mar y arena, tiene un toque especial, hace que nuestro cerebro se sienta inmediatamete más relajado. Tal vez pueda ser porque nuestro cuerpo está mayormente compuesto por agua, quien sabe.

Se ha demostrado que vivir o ir de vacaciones junto al mar, ya sea en un lugar lujoso o con menos recursos, te ayuda a vivir más feliz y tranquilo. Influye en una mejor salud. Al servir de manera terapéutica física y psicológicamente, muchos centros de tratamiento tanto de enfermedades como de relajación buscan la playa como ubicación.

Está comprobado que la mezcla de aire marino con el sonido de las olas es algo muy relajante, por lo que ayudaría a dormir mejor y aumentar la creatividad.

También tiene mucho que ver el color, el azul siendo el color favorito más repetido a gran escala entre las poblaciones, ya que lo relacionamos con un sentimiento de calma y serenidad, ayudándonos a relajarnos.

Caminar por la playa sería la mejor terapia que puedes tener, rodearte de este tranquilizante color, la sensación de la arena en tus pies, te transmitirá una sensación de estar conectada con la Tierra, haciéndonos sentir mejor y más humanos. Ésta, para mí, es la mejor receta para sentirte feliz, tranquilo y recargar energías.

¡A la playa!

 

Fuente: esnoticia.co

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *